Neumático desinflado, cambio inminente

Conducción

22 may, 2013

E-mail
iStock_000004660249Small

Es uno de los problemas más comunes que podemos sufrir con nuestro auto, por lo que es necesario estar preparados y contar con las herramientas necesarias para sobreponerse al impasse y seguir nuestro camino sin problemas.

Un neumático averiado es una dificultad que, en ocasiones, podemos solucionar llegando a una vulcanización, pero hay otras en que es imprescindible cambiarlo en ese momento. Pero, ¿estás preparado para cambiar el neumático  sin recurrir a terceros? Para que lo logres, necesitas llevar contigo algunas herramientas que siempre debes llevar en tu auto y, además, tener en cuenta algunos aspectos para que este procedimiento sea seguro para ti.

Cuando un neumático se pincha es probable que percibas un desbalanceo y que la dirección se endurezca. Si te enfrentas a esta eventualidad, comienza a disminuir la velocidad paulatinamente hasta detenerte, de manera que no pierdas el control del auto.

Para verificar que tienes este problema es importante que pares en un lugar seguro, siempre a la derecha de la vía, y estaciones el auto. Colocas el freno de mano, enciendes las luces de emergencia y recién en ese momento te bajas a mirar cómo está la rueda. Si la avería es pequeña, puedes usar un compresor de aire para inflarla y llegar al taller mecánico más cercano. De lo contrario, debes comenzar la tarea de cambiarlo.

Antes de empezar, comprueba que el lugar donde te detuviste sea plano e idealmente con poca circulación vehicular . Te recomendamos que lleves contigo un chaleco con cintas reflectantes, el que permitirá que seas visible para el resto de los conductores. Luego coloca el triángulo de seguridad a unos 30 metros por detrás de tu vehículo.

Ahora comienza la tarea: extrae de tu auto la rueda de repuesto, la gata hidráulica y la llave de cruz. Te ayudará si cuentas con un par de guantes, tanto para proteger tus manos como para tener mayor agarre de las herramientas y de la rueda.

Recuerda que lo primero es soltar las tuercas usando la llave de cruz, pero sin sacarlas, ya que la rueda podría salirse. Una vez que estén listas, coloca la gata bajo el auto (hay zonas que están especificadas para ese fin) y comienza a levantarlo. Cuando se encuentre a la altura apropiada, saca las tuercas y la rueda pinchada y reemplázala por la de repuesto. Vuelve a colocar las tuercas y ajústalas con la mano.

Para finalizar, baja la gata para que el vehículo quede a nivel del suelo y usando la llave de cruz ajústalas fuertemente. Recoge la rueda, gata y llave de cruz, además de los triángulos y guárdalos en tu auto, fijándote detenidamente de no olvidar nada.

Recuerda llevar el neumático averiado a una vulcanización para que lo reparen y esté disponible en caso de que otro evento como éste pueda afectarte.

¿Estás preparado para conducir con seguridad? Compruébalo visitando consorcioonline.cl y revisa si posees el seguro más apropiado para ti.

Escrito por: admin

Artículos relacionados



Comenta este artículo

Para comentar este artículo conéctate con tu red social favorita o regístrate con tu cuenta de correo electrónico.