Precauciones para manejar con neblina y poca visibilidad

Conducción Home

23 may, 2019

E-mail
3_2

Junto con factores climáticos como la lluvia, la neblina es un factor de la temporada a la que se enfrentan … 

Junto con factores climáticos como la lluvia, la neblina es un factor de la temporada a la que se enfrentan los conductores. Su mayor dificultad es que afecta la visibilidad en las calles y carreteras.

¿Qué es la neblina?

La neblina es un fenómeno meteorológico en el que las nubes se presentan muy bajas, a ras del suelo, y contienen pequeñas partículas de agua suspendidas, que en conjunto, disminuyen la visibilidad de un conductor a menos de un kilómetro.

A continuación, algunas recomendaciones que pueden evitar accidentes cuando tengas que manejar con neblina y con menor visibilidad.

Recomendaciones

-El principal consejo y lo que debes procurar es “Ver y ser visto”.

-Reduce la velocidad, ya que tu visibilidad será menor y se necesita mayor tiempo para reaccionar.

-Enciende las luces para que seas visto. No utilices las luces altas, ya que pueden encandilar a los demás conductores.

-Mantener limpio el parabrisas.

-Evita maniobras de adelantamiento.

-En caso que la neblina sea demasiado densa, es mejor detenerse con luces de emergencia en un lugar seguro hasta se despeje.

-No frenes de forma apresurada.

-Mantén como referencia las líneas demarcadas en el pavimento y las que dividen las pistas.

-Ten atención con motos y bicicletas.

-Mayor atención a los peatones.

-La RACE (Real Automóvil Club de España) recomienda tener en cuenta la “Regla de las 3 V”: Visibilidad (V) = Velocidad (V) = Vehículo delantero (V).

 Con estas simples precauciones, conducir con neblina no será un problema y evitarás accidentes.

Escrito por: admin

Artículos relacionados



Comenta este artículo

Para comentar este artículo conéctate con tu red social favorita o regístrate con tu cuenta de correo electrónico.