Aceite mineral o sintético: ¿cuál es la mejor alternativa?

Eco & Tecno Home

2 ene, 2018

E-mail
1_nota

Mayor durabilidad y resistencia a la pérdida de viscosidad es la característica de un buen aceite, para que así sea capaz de proteger el motor del auto y darle una mayor vida útil. Entérate de las diferencias entre ambos y sus beneficios.

El aceite que usas en el motor de tu auto cumple un rol muy importante ya que debe tener la capacidad de limpiar y contener la suciedad, aspecto clave para el buen funcionamiento del corazón de tu vehículo. En segundo lugar, opera como una capa protectora que se adhiere a todas las partes del motor evitando que se produzcan roces.

Tanto los aceites sintéticos como los minerales son derivados del petróleo, la diferencia es que los procesos de refinación del aceite sintético son más avanzados, lo que le otorga una mayor pureza y calidad.

Aceites sintéticos: Ofrecen múltiples ventajas ya que son altamente resistentes a altas temperaturas y condiciones severas donde los aceites convencionales podrían fallar, ya que son capaces de mantenerse fluidos a muy bajas temperaturas y permanecen estables a muy altas temperaturas, normalmente tienen una vida de 10 mil kilómetros, aunque debes tener en cuenta que el costo es un tanto más elevado que los aceites convencionales.
Cuando adquieres un auto nuevo, el motor viene generalmente con aceite sintético.

Aceite mineral (Aceite convencional): Son fabricados a partir de aceites minerales básicos derivados del petróleo y estos vienen en diferentes viscosidades y tienen una vida útil promedio de 5 mil kilómetros. Existen también aceites minerales formulados para vehículos que poseen un mayor desgaste en un rango que va desde los -10°C a los 40°C, este tipo de aceite es especial para verano ya que soporta temperaturas que sobrepasan los 30°C. Su costo es relativamente menor que el de los sintéticos.

Luego de determinar cual de las 2 opciones de aceites es la más conveniente, debes comprobar que sea el momento indicado para cambiarlo, ya que este tiene que ver únicamente con el kilometraje. Los especialistas señalan que el color que tenga el aceite no indica necesariamente que deba ser reemplazado. Más bien, el consejo es estar atento al kilometraje, es decir, hacerlo cada 10 mil kilómetros si es aceite sintético, o cada 5 mil kilómetros si es mineral.
Por eso una vez que decidas cuál es el aceite más indicado para tu motor, no olvides tomar en cuenta su kilometraje.

Sin importar el tipo de aceite que prefieras, es muy importante contar con el Seguro ideal para complementar tus viajes. Contrata el tuyo entrando aquí.

Escrito por: Paula Elgueta

Artículos relacionados



Comenta este artículo

Para comentar este artículo conéctate con tu red social favorita o regístrate con tu cuenta de correo electrónico.