Situaciones de emergencia en un trayecto largo y cómo solucionarlas

Home Mundo Seguro

2 oct, 2017

E-mail
1

Con días cada vez más primaverales, no es raro que los viajes en carretera tiendan a aumentar para aprovechar el buen tiempo. Sin embargo, junto con los viajes largos, están los imprevistos y muchas veces el saber conceptos básicos para solucionarlos nos puede evitar más de algún dolor de cabeza.

Hoy queremos mostrarte cómo puedes solucionarlos siguiendo algunos consejos.
Antes de realizar un viaje largo por carretera es indispensable revisar tu vehículo para verificar que se encuentra en óptimas condiciones. Entérate de cómo llevarlo a cabo revisando esta nota.
Ante una situación de emergencia lo primero es mantener la calma, si necesitas detenerte en la carretera no olvides hacerlo llevando tu chaleco reflectante y ubicando los triángulos de señalización a 50 metros del vehículo, por delante y por detrás en vías de doble sentido.

Una vez que has considerado lo anterior, te dejamos algunos casos que podrían presentarse durante trayectos largos y cómo puedes sortearlos:

-Si la dirección de tu auto no responde: lo ideal es seguir el trayecto con libertad de movimiento al volante mientras se va frenando suave y progresivamente.

-Si necesitas cambiar la rueda de tu vehículo: es necesario que cuentes con un gato, una llave mecánica y una rueda de repuesto. Con la ayuda del gato podrás elevar la rueda, para así retirarla y ubicar la de repuesto.

-Si tienes problemas con el sistema eléctrico: puede ser que la caja de fusibles se encuentre estropeada. Antes de abrirla debes apagar el motor, sacar el fusible con unas tenazas y sustituir por el nuevo.

-Si fallan los frenos: es imperioso que tengas control sobre el vehículo. Pisa intermitentemente el freno de forma rápida hasta notar cierto efecto, luego haz uso del freno de motor reduciendo a una marcha menor, de forma lenta hasta llegar a la marcha más corta y poder usar el freno de mano de forma suave, para frenarlo definitivamente una vez fuera de la carretera.

-Si comienza a salir humo del motor: es recomendable salir de la calzada y alejarte lo más posible para no entorpecer el camino con la humareda. Una vez que hagas esto revisa que no esté goteando la gasolina y tira la palanca del capó. Rocía con el extintor a través de la abertura del capó sin abrir completamente, ten en cuenta que jamás debes echarle agua.

- Si se agota la batería: lo ideal es que otro conductor te ayude con unas pinzas y energía suficiente para llegar al taller más cercano, si no ocurre esto te recomendamos llamar a tu servicio de grúa para una asistencia.

Antes de salir a un viaje largo, piensa en todas las posibilidades que puedas cubrir. La precaución nunca está demás.

 

Tanto en viajes cortos como largos la seguridad siempre es lo primero. Encuentra el seguro que te respaldará ante una emergencia entrando aquí.

Escrito por: Paula Elgueta

Artículos relacionados



Comenta este artículo

Para comentar este artículo conéctate con tu red social favorita o regístrate con tu cuenta de correo electrónico.